Pedrinho: “Mi camino no ha sido fácil, y esto me llena de orgullo”

Compartir publicación

Entrevista con uno de los medios portugueses más interesantes de la Liga NOS. Imagen: Gil Vicente Futebol Clube.

Pedro Filipe Barbosa Moreira, Pedrinho, (Cristelo, 1992), enrolado en las filas de Gil Vicente, atraviesa un momento ideal de madurez.

Es interesante analizar su regularidad a lo largo de los años, teniendo en cuenta que es un catalizador del juego ofensivo. Su posición en el terreno de juego le lleva a tomar riesgos y a dejarse ver de manera permanente, por lo que verlo a gran nivel siempre es algo meritorio.

Su éxito debe ser valorado. Pedrinho ha jugado en todas las divisiones del fútbol portugués. Desde el fútbol distrital fue pasando etapas hasta en 2020/21 llegar a Riga FC, para jugar en Champions.

Formando en Freamunde, hizo seis temporadas como sénior con los Capões, y siendo cedido un año a Vila Meã. En 2015/16 vivimos su irrupción definitiva, desde entonces no ha hecho más que subir de nivel.

En 2016/17 debutó en la Primeira Liga con Paços. Club con el que rozó los 100 partidos en la máxima categoría.

Dos veces campeón de Portugal y una de Letonia, en su regreso a la Liga NOS está dejando su sello en Gil Vicente, de manera que el equipo ha escapado de las posiciones de descenso en los últimos meses.

A continuación les dejo con la entrevista:

En 2020/21 ha tenido la oportunidad de ganar una liga, de marcar en competición europea, de ser importante en la liga portuguesa… ¿Cómo lo valora?

Fue mi primera experiencia fuera de Portugal, por lo que ha sido un año algo diferente. Fui campeón, conocí otro campeonato, otro país, el balance es positivo. Esta siendo una temporada interesante.

Pese a las ofertas, mantuve mi palabra con Gil Vicente”.

Pedrinho.

Tras jugar en Letonia, ¿Cómo surgió la opción para Pedrinho para volver a Portugal y jugar en Gil Vicente?

Llegó un momento en el que le pedí a mi empresario el poder salir y dejar Letonia, tenía esa necesidad. Surgió la oportunidad de volver a Portugal y llegamos a un acuerdo con Riga para rescindir.

Me decidí por Gil Vicente y mantuve mi palabra hasta el final, a pesar de que tuve, posteriormente, diferentes ofertas.

A su llegada, era todo un reto, Gil Vicente incluso era colista en la jornada 15, ¿No tuvo reparos en aceptar la propuesta?

La verdad que no. Conocía a bastantes jugadores del equipo y sabía de la calidad del grupo.

Es verdad que con la calidad no es suficiente, tenemos más valores, por ejemplo, somos un grupo con experiencia. Estaba confiado, sin duda.

Si miramos la clasificación es todo muy favorable, ¿Está el objetivo logrado para Pedrinho y para Gil Vicente?

Estamos cerca, pero no está conseguido del todo. Los equipos que están por debajo nuestra se han acercado un poco y eso de muestra que no lo hemos logrado aún. Nos queda un paso para concretizarlo.

Mirando atrás, vemos como pasó por todas las categoría portuguesas, ¿Cómo fue subir escalón a escalón hasta verse este verano en un partido de previa de Champions o marcando en la Europa League?

Realmente no fue fácil y esto me hace estar orgulloso. Siempre confié en mi calidad y trabajé mucho, porque nadie me regaló nada. Fue un camino de voluntad y profesionalismo hasta donde quería llegar.

¿En algún momento pensó que no iba a llegar?

Quizás en mis primeros años en el equipo principal de Freamunde. Hubo una temporada en la que fui cedido a distrital en 2013 y fue complicado. En ese momento me dije: “Ok, esto va a ser difícil”.

Sin embargo, apreté los dientes y conseguí hacer 6 meses muy buenos, regresé a Freamunde y ya no dejé de crecer haciendo un gran trabajo.

Tuvo un paso increíble por Freamunde, el equipo dónde se formó, ¿Cómo recuerda esa etapa?

Fue una etapa fantástica al conseguir hacer una familia, un grupo muy fuerte, el equipo tuvo éxito y con ello, los jugadores pudimos destacar. La verdad que formé parte de uno de los mejores grupos en los que he convivido.

Pese a que vivimos momentos económicos que no fueron fáciles, me quedo con el compañerismo que vivimos.

Otro de los puntos altos de su carrera fue el ascenso a la primera división con Vítor Oliveira al frente de Paços, ¿Qué recuerdos tiene de la temporada y del trabajo con este técnico tan icónico?

A nivel profesional, ya lo conocemos. Posee unos registros surreales, que saltan a la vista, fuera de contexto. En términos personales, nadie puede hablarte mal de él.

Se trata de una persona sabia, muy inteligente, realmente es un ser humano espectacular.

Siempre confié en mi calidad”

Pedrinho.

Para terminar, ¿Imaginaba una carrera como la suya cuando estaba preparándose para ser futbolista?

Siempre trabajé y sigo trabajando para ello. He llegado a jugar más de 100 partidos en la primera división, he disputado eliminatorias de competición europea… Ha sido con mucho trabajo, pero siempre pensé que lo lograría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *