Mari Paz Vilas: “He hecho un trabajo psicológico para dar un paso adelante”

Compartir publicación

Entrevista exclusiva a la atacante gallega que termina la temporada en su mejor nivel. Imagen: Minerva Peña Caballero.

La temporada 2020/21 para Mari Paz Vilas (1988, Vilagarcía de Arousa) ha sido memorable. Hablamos en el sentido de que, debe ser recordada como la que superó los desafíos más duros de su carrera.

Es una valoración tanto a nivel personal como colectivo. Y es que, ha logrado ser importante, pese a su comienzo, en un Real Betis Féminas que ha logrado una permanencia fundamental para el proyecto.

En el verano de 2020, Mari Paz Vilas fue uno de los fichajes más sonados en la Primera Iberdrola. Tras 7 temporadas en Valencia CF, llegó a un Real Betis que exhibía poderío al hacerse también con Ángela Sosa.

Internacional con España, ha logrado los títulos más importantes en Levante UD y FC Barcelona, pero sobre todo, Mari Paz Vilas es una de las figuras más identificativas del fútbol femenino en España.

A continuación les dejo con la entrevista:

Después de todo han logrado la permanencia de manera holgada, pese al mal comienzo de temporada, ¿Cuál ha sido la clave?

Pienso que hay un momento en el que el equipo hace un cambio a nivel mental. Esto es esencial para cambiar una dinámica negativa. Es verdad que se hicieron cambios en otras cuestiones, pero eso fue fundamental.

El trabajo de una atacante no solamente se ve en los goles”

Mari Paz Vilas.

Comenzaron la temporada con 12 derrotas en los 14 primeros partidos, ¿Había vivido alguna vez algo igual?

Realmente no. Es algo difícil de asimilar y cuando te das cuenta es algo que te va mermando y necesitas encontrar un momento para reflexionar y gestionarlo.

Había muchos partidos que se perdían por detalles, la clasificación era clara, pero la imagen no era mala del todo…

Al principio, el perder partidos por la mínima o jugando bien, hace que creas. Pero cuando ves que sigues perdiendo, sin querer, somos egoístas y al final lo único que buscas es sumar, porque necesitas los puntos y solamente te fijas en el resultado y esto es duro.

Sin embargo, en el último tercio de la temporada, llegan victorias ante todos los rivales directos, empatáis ante Real Madrid o Levante y llega su mejor fase, con 5 goles casi seguidos… ¿Se quitó un peso de encima?

El no estar haciendo lo que yo podía hacer me generó cierta presión y estrés por no querer decepcionar. Ahí tuve que dar un paso adelante, ser consciente de quién soy y no dudar de mí misma.

Su llegada, como la de Ángela Sosa, fueron una bomba en la ciudad, ¿Cómo llevó tener esta trascendencia?

La verdad que al principio fue un gran honor. Entonces quieres devolver ese cariño, quieres darlo todo y te merma. Además, por ejemplo, al jugar sin público también fue extraño. Fue algo que, a nivel individual, fue complicado gestionar el no poder corresponder como quería.

A nivel personal, hice un trabajo psicológico para revertir la situación.

¿Cómo lo hizo? ¿Se trata de un trabajo con un profesional?

He trabajado con un profesional y parte también lo he hecho yo. Cuando llegamos a un punto en el que no tenemos las herramientas necesarias, debes ponerte en manos de un profesional. Pienso que tenemos que normalizar el hacerlo. Creo mucho en ello a nivel social, personal y deportivo.

No supone ningún problema hacerlo y buscar ayuda desde pequeños. Es algo que está cambiando, pero hay que llevar con naturalidad el cuidar la salud mental. Es un trabajo que hice discretamente.

Este cambio se vio, desde el partido del Levante es titular siempre, llegan casi todos sus goles…

Influyó, claro. Aunque es cierto que el trabajo de una atacante va más allá de los goles, porque hacemos muchísimas más cosas. En este sentido, es muy importante tener la confianza del cuerpo técnico teniendo en cuenta todo ese trabajo que también se hace.

Fue además una llegada rara en la que prácticamente solamente había lugar para entrenar, jugar y protegerse. ¿Cómo llevó el confinamiento y el resto de medidas a nivel personal y social?

Ha sido muy complicado, había que ser responsables y limitar mucho el contacto. Yo soy una persona muy sociable y lo pasé mal al tener el menor contacto posible con gente al margen de nuestra propia burbuja.

Se aprende mucho de las situaciones más complicadas”

Mari Paz Vilas.

Esto vino mal porque no te liberas de pensamientos negativos y porque no sales de la dinámica. Al no socializarme me apagó y eso me afectó. Pese a que no estuve sola, vine con mi pareja, fue complicado.

Me considero una persona aventurera y que me gusta conocer gente.

Ahora quizás hay más posibilidades…

Bueno, hay que seguir siendo responsable, porque ya debes pensar en el colectivo y sigo intentando limitar los contactos. Sin embargo, he podido pasear y conocer lugares, poco a poco.

Ya con la temporada terminada, ¿Con qué se queda?

De todas las situaciones se aprende, sobre todo de las malas. Lo mejor ha sido comprobar como nos hemos resarcido y hemos salvado una situación que parecía insalvable. Hemos tirado de garra, de algo que es identidad del propio club, que es nuestro ADN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *